Terapia basada en la mentalización

Concepto De La Terapia Basada En La Mentalización

La terapia basada en la mentalización (MBT) es un tipo de terapia psicodinámica originalmente diseñada para tratar la personalidad límite. El proceso de mentalización, o la capacidad de comprender cómo las acciones están influenciadas por los estados mentales, es el enfoque de MBT.

Historia Y Desarrollo

El concepto de mentalización tiene sus raíces en la teoría del apego de John Bowlby. Bowlby creía que el apego seguro entre un bebé y su cuidador principal sienta las bases para la estabilidad emocional y las relaciones saludables. Si un bebé es criado por un cuidador atento y cariñoso, es probable que crezca con una mayor comprensión de sus propias emociones y de las de otras personas, lo que facilita la regulación emocional y la mentalización saludables. Sin embargo, si un bebé es descuidado o desarrolla un vínculo inseguro con la persona cuidadora, puede tener dificultades con la regulación emocional más adelante en la vida. Además, se cree que un apego inseguro afecta la capacidad de un individuo para mentalizar. Si un cuidador está ausente o es inconsistente, el niño puede tener dificultades para comprender las intenciones detrás de sus acciones, lo que da como resultado una capacidad de mentalización disminuida.

Técnicas Utilizadas En Terapia Basada En Mentalización

El objetivo principal de MBT es aumentar la capacidad de mentalización de un individuo. Para hacerlo, un terapeuta se enfoca en el estado mental de la persona, incluidos sus pensamientos, sentimientos y deseos. Uno de los objetivos iniciales del tratamiento es estabilizar cómo se expresa la emoción en la terapia, lo que puede significar ayudar al individuo a controlar sus emociones para que no actúe impulsivamente. La regulación de la expresión emocional a menudo se considera necesaria antes de que un individuo explore cómo funcionan su mente y la de los demás.

Las técnicas específicas utilizadas en MBT varían mucho, ya que muchas intervenciones que mejoran la capacidad de mentalización de una persona se perciben como útiles. Un terapeuta puede hacer preguntas que ayuden al individuo a explorar su propio estado mental o hacer interpretaciones para ayudar al individuo a comprender mejor sus propios pensamientos o deseos.

Aunque hay una variedad de técnicas utilizadas en MBT, los profesionales mantienen una postura terapéutica específica durante el curso de la terapia. Esta postura generalmente implica curiosidad y paciencia mientras el terapeuta y la persona en terapia exploran diferentes perspectivas. En estos casos, el terapeuta acepta que existen diferentes perspectivas y cuestiona al individuo sobre su experiencia personal mientras mantiene la conciencia de su propio proceso de mentalización. La sesión de terapia puede proporcionar un espacio para comprender los procesos mentales que ocurren tanto dentro como fuera de la terapia.

¿Cómo Funciona La Mentalización?

Los bebés y los niños que tienen un apego seguro a su cuidador principal a menudo aprenden a comprender las emociones de los demás antes que las propias. Es probable que un cuidador sensible esté en sintonía con las emociones de su hijo y las refleje. Por ejemplo, cuando un bebé está angustiado, el cuidador puede mostrar una expresión de preocupación o preocupación en su propio rostro. Cuando el niño ve esta expresión de preocupación, puede comenzar a comprender sus propios sentimientos y desarrollar la capacidad de mentalizar.

La MBT puede promover esta capacidad de mentalización en personas que carecieron de un apego seguro en la infancia. El principal mecanismo de este cambio es el establecimiento de un vínculo terapéutico en el que se exploran los estados mentales del yo y de los demás. El terapeuta puede ayudar al individuo a formar representaciones racionales y coherentes de sus pensamientos y sentimientos. Esta mayor capacidad de mentalización puede ayudar al individuo a comprender y regular más eficazmente sus pensamientos y sentimientos.

Problemas Tratados Con Terapia Basada En Mentalización

La investigación ha encontrado que MBT es un tratamiento efectivo para personas con personalidad límite. Sin embargo, hay muchos problemas de salud mental que implican cierto grado de dificultad con la mentalización, incluida la depresión, la personalidad antisocial, los problemas alimentarios y la adicción, y se puede aplicar MBT para tratarlos. MBT también se ha utilizado en terapia familiar y para mejorar las relaciones entre padres e hijos. Además, algunas personas cuyas condiciones de salud mental no respondieron bien a otros tipos de tratamiento han encontrado que el MBT es efectivo.

Entrenamiento y Certificación

No se requiere que los terapeutas estén certificados en Terapia basada en la mentalización para usar el enfoque. De hecho, algunos terapeutas utilizan la mentalización como parte de su trabajo, independientemente de la orientación o enfoque teórico específico al que se suscriban. Sin embargo, la formación y la certificación están disponibles para los profesionales que deseen ser más expertos en MBT. La capacitación generalmente implica tomar un curso básico sobre MBT, supervisión clínica y completar un curso certificado avanzado. El programa de capacitación se ofrece en varios lugares de los Estados Unidos e internacionalmente a través del Centro Nacional Anna Freud para Niños y Familias.